RSS

Archivos Mensuales: febrero 2015

Carne de ajedrez

sueña la mandrágora que lento el sol se alejabw11

no se inmuta en lo adquirido por mil tretas

se diluye en el camino, desvirtuada

gris es mi morada, muy adentro

.

si el viento quisiera ya no habría cielo

de azul cansino se tejen estas varas quebradizas

que en placas escoradas hacia el infinito

desfilan sobre mi recuerdo

.

nunca más

quisiera

seguir al viento

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 febrero, 2015 en Poesía

 

Etiquetas: , , , ,

Este minúsculo instante

3258054207_973672f13d_zEl presente es un breve cuento que concursé hace doce años en la categoría de narrativa de los Premios Literarios de la Flor más Bella de Xochimilco, pues allí vivía entonces. Esa ocasión merecí más bien el tercer lugar en poesía por un poemario de título “Viaje tan humano” y al recogerlo, la administrativa me confesó en privado que ella hubiera dado el primer lugar de cuento a este texto, pero que el H. jurado consideró que no cumplía con las características de cuento. Es verdad, no las cumple… Así que como siempre con peculiaridades y rarezas de mi parte, pongo a su consideración este cuento que no es cuento, pero que de serlo tendría medalla colgada al cuello. Su título original era “Dejad que la niña”, pero por recomendaciones de mi mujer tuve que cambiarlo, pues al parecer los tiempos actuales son muy liberales en la errata de tomar las cosas por caminos equivocados. Una pena, pues me gustaba ese título.

Para leerlo y/o descargarlo den un click a la imagen. Espero les guste.

 
2 comentarios

Publicado por en 22 febrero, 2015 en Relatos

 

Etiquetas: , ,

Imagen

Del arte ex libris

Si el universo de los libros no podía ya ser más evocador y fascinante faltaría que se aproximaran a la belleza gráfica de los ex libris. La expresión latina significa “de entre los libros de…” y refiere la propiedad del ejemplar, ya fuera de una biblioteca, institución o persona. Disfruten de esta galería de los más hermosos que me he encontrado en la red.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 febrero, 2015 en Fascinación

 

Etiquetas: , , ,

Vade Retro

Obra brevísima en 3 cuadros. Dale un click a la imagen para leer y/o descargar.
girl-priest-and-a-gunSi le atinas al punto G al dar click ganarás un bonus… en picardía.

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 febrero, 2015 en Dramaturgia

 

Etiquetas: , , ,

Desenlazase

Sin título

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 febrero, 2015 en Poesía

 

Etiquetas: , , ,

Imagen

Hielandia es una aislandia.

800px-Flag_of_Iceland.svgNo indagaré pero sí quiero comprender en el ejercicio flagrante de mi ignorancia y por la vía vil de la conjetura, ¿quién coños tradujo Iceland como Islandia y por qué le compraron todos la versión? Island sería “isla” en traducción literal, aunque por raíz, supongo, “isolated land”, “tierra aislada” es una buena descriptiva del significante, en cuanto que “isla” por sí sola no juega con raíz alguna, al menos en lo aparente. Pero fonéticamente los angloparlantes tuvieron que hacer la diferenciación entre Iceland y Island quitándole la “s” a la segunda y dejando “Ayland” como eso que “aislandia” resultaría mejor vocablo que “isla”. Pero Islandia como una traducción que refiere islas en vez de hielos… es terriblemente irresponsable. Sería mejor en todo caso Hielandia…

Claro, Hielandia el país y aislandias las otroras islas.

Actualización: sin entrar de lleno a la lectura historiográfica de la referida nación, resulta que fueron los angloparlantes los que vieron hielos en la isla de nombre Íslant y quisieron cometer la monumental errata de traducirla como Iceland. En conclusión, es correcto que la aislandia de nombre Islandia sea entendida así y no como Hielandia. Ahora, tradúzcanse esto, angloparlantes.

 
2 comentarios

Publicado por en 15 febrero, 2015 en Reflexiones

 

Crueldad necesaria

Crueldad necesaria

Tocó madera como quien tocase vena abierta, borboteante. Al fin ritualizar, si pudiese, la suerte. Amar eso que corroboradamente es el problema. Pero fingió que iba llegando aún cuando tenía años de fingirlo sin éxito.

Ojos rojos muy hondos en la despiedad. A sabiendas del daño, sigue midiendo su rostro con la vara extásica del juicio obtuso. Como si el espejo de pronto no fuese a recordarle. Como si fuera a caer víctima de los preludios, de la carne yerta al despilfarro.

Se sabe sin límites, sin salida, sin escrúpulo y no obstante mide la fuga cauto.

Enciende un cigarro. Sonríe. Elige el arma menos conveniente para justo esta circunstancia. Abrió más grande el pecho a la segunda bocanada. Entonces el espejo desenfundó y detonó uno sólo, certero.

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 febrero, 2015 en Minificciones

 

Etiquetas: ,